​Dentro de la clase, mi objetivo es acompañarte en tu preparación al parto. Practicamos asanas, meditación, visualizaciones y diferentes ejercicios, como el uso de la voz, que se integran como herramientas para tu embarazo y parto. Todo este trabajo, ayuda a estimular la glándula pituitaria, responsable de la emisión de las hormonas principales del nacimiento. Activamos las caderas abriéndolas con suavidad y flexibilizándolas, fortalecemos brazos y piernas. Nos escuchamos, mimamos y compartimos inquietudes. Durante la clase hay momentos para activarse, relajarse, comunicarse e interiorizar. Las clases de prenatal son una práctica muy especial donde creamos fuertes lazos de confianza entre todas las mujeres que participan.