Rebozo es el paño de hombros para envolver el corazón de la mujer y prolongar la ternura de sus brazos

Dijo en una ocasión a la matrona y partera tradicional Naolí Vinaver: «el rebozo es una extensión de los brazos  de la persona al cuerpo de la mujer». Me pareció una hermosa definición de lo que es el trabajo con el rebozo, pues es un abrazo a veces dulce a veces firme, para apapacharte y curar aquello que necesita ser curado, abrazar el dolor que necesita ser sostenido y acariciar las heridas que necesitan calor y bálsamo, y cuando el rebozo nos suelta, liberarnos de aquello que nos pesa y no deseamos cargar más. Esa, es la magia del rebozo, eso es lo que humildemente te ofrezco.

Masaje con rebozo

El masaje con Rebozo es una caricia para todo tu cuerpo. Un viaje de cabeza a pies, que te ayuda a relajar el cuerpo, soltar tensiones, reajustar, descongestionar y alinear la espalda, pelvis, brazos y piernas. Ayuda a calmar la mente y reconectar con nuestro interior.

Cada trabajo con rebozo, es único y personalizado, adaptado a las necesidades de la mujer que recibe el masaje. Podemos sentirnos llamadas a probar el rebozo como un acto de amor con nosotras, un momento de autocuidado. Podemos elegir un contacto más ceremonial, para cerrar una etapa de vida, una relación o una pérdida, ayudándonos así a entrar con paso firme y renovado a nuevas etapas, proyectos y gestares. Cada trabajo, es tan único y variado como mujeres caminan sobre la tierra.

Uso del rebozo

El momento y la motivación para recibir un masaje con Rebozo los eliges tú, yo te ofrezco mi trabajo con el rebozo, adaptándome a lo que tú necesitas y diseñando una sesión exclusiva para tu situación. Te pongo unos ejemplos del uso del rebozo.

Autocuidado: Regalarte una sesión para reequilibrar el cuerpo a todos los niveles y darte un poquito de amor.

Rito de paso: Como herramienta de cierre y apertura de procesos o etapas ya vividas. Un cambio de pareja, de estilo de vida, de trabajo o residencia. Es un reset del cuerpo, un honrar, agradecer y despedir, para abrirnos a caminos nuevos.

Cerrada de caderas postparto: Hermoso dónde los haya el ritual de la cerrada, potente y bello como despedida del embarazo y del arquetipo de doncella y la celebración de la entrada al arquetipo de madre. Potente herramienta, para contener y cerrar de nuevo las caderas, y prepararnos para gestar nueva vida, proyectos, ideas…