La cerrada es un Ritual ancestral que tiene sus raíces en México.

Los ritual son una herramienta de tránsito, que en se realiza con la intención de cerrar la etapa vital del embarazo que ha concluido con el parto. Es una celebración de nuestro viaje durante estos dos eventos y nuestra entrada en la maternidad. Por ello honramos y celebramos esta transición a través de este ritual, cerrando la gran apertura física, emocional y espiritual que ha sido el parto, para poder así dar lugar a la apertura de una nueva etapa en nuestro camino.

A través de este ritual, comunicamos al cuerpo de que el embarazo y parto han llegado a su fin. Durante la cerrada de caderas, reconocemos los momentos vividos durante el embarazo y parto, los integramos en el cuerpo y permitimos que esa energía que hemos enfocada en crear, sustentar y parir vida, esa energía expansiva, vuelva de nuevo a nuestro útero, nuestro centro sagrado, para seguir alimentando, sustentando y creando nuevas ideas, proyectos y realidades, desde dentro.

El cuerpo humano funciona en continua expansión y contracción, por ello en momentos vitales de gran expansión o contracción, es recomendable ritualizar de la manera adecuada, para volver al equilibrio.